En el año 1989 desembarcaba una película que tanto a mayores como a los más pequeños les hacían reír a carcajadas: «No me chilles, que no te veo»

El director Arthur Hiller dio en el clavo con esta película protagonizada por Richard Pryor y Gene Wilder. Un duo que sería recordado para siempre y más aún después de «No me chilles, que no te veo» en la que uno no podía borrar su continua sonrisa.

no-me-chilles-que-no-te-veo-1

Los protagonistas son culpables de nuestras carcajadas. Wally es ciegoDave sordo y juntos debían pasar numerosas situaciones debido a un asesinato en la trama del cual se convierten en los principales sospechosos, así que no les quedaba mas remedio que  hacer equipo y combinar el oído de Wally y la vista de Dave para poder salir adelante.

Siempre recordaremos «No me chilles, que no te veo» como una película entretenida de principio a fin que sobretodo nos dejó pegados a la pantalla sin quitar ojo a la trama con sus aventuras.

no-me-chilles-que-no-te-veo-3

Deja un comentario