Es casi seguro que en una amplia mayoría de jugones a la hora de hablar del videojuego “Shenmue” muy poquita gente lo conozca. Sobre todo jóvenes que hoy en día disfrutan de juegos que utilizan una mecánica en la que Shenmue estableció la bases en lo que a exploración de ciudades se refiere como por ejemplo hoy en día GTA entre otros conocidos.

Los usuarios de Dreamcast se frotaban los ojos aquel año 2000 bajo la atenta mirada de los más defensores de PlayStation 2 con la calidad que ofrecía Shenmue. Incluso antes de su lanzamiento oficial en Europa muchos usuarios no podían aguantar la espera y compraban el juego en japones ¡con subtítulos en japones! Finalmente el juego llegó a España con doblaje y traducción al ingles a pesar que muchos usuarios esperaban al menos la traducción en castellano. Incluso meses más tarde un grupo de fans se puso manos a la obra para la realización de un parche en castellano.

Y es que este juego te permitía hacer casi de todo en aquella época. Algunos incluso solo para entrar con Ryo (el protagonista) a la sala de recreativos y poder jugar a clásicos arcade o los minijuegos que ofrecía en su día a día. Interactuar con la gente era fundamental para el progreso de la trama.





Para el que no conozca nada de Shenmue deciros que fue creado por Yu Suzuki y fue lanzado para Sega Dreamcast en el año 1999. Sus 4 discos que componía el juego dejaban boquiabiertos a todos los gamers del momento con su sistema de juego denominado FREE (Full Reactive Eyes Enternement), un sistema que permitía al jugador interactuar con un enorme entorno de juego similar a la vida real, ¿os imagináis la repercusión que tuvo hace ya 20 años?

Además el juego transcurría por lugares reales de la ciudad japonesa de Yokosuka, donde el jugador tenía que mantener relaciones personales con cualquier persona del juego y observaba multitud de detalles como su espectacular calidad gráfica, banda sonora, cambios en la climatología, luz y un largo sinfín de detalles.

Con un espectacular apartado gráfico destacaba también por su versatilidad en sus modos, como el “Free Quest” donde el mundo libre daba rienda suelta en su máximo esplendor por aquellos entonces como pasear por la ciudad, relacionarse con vecino y amigos, buscar pistas y tomar decisiones importantes que marcaran el devenir del juego. El “QTE” era otro modo donde mostraba una secuencia cinematográfica donde el jugador tenia que pulsar ciertos botones con rapidez en el momento adecuado. “Free Battle”, donde la lucha cuerpo a cuerpo tampoco se olvidaba con un estilo muy semejante al del famoso Virtua Fighter. Por ultimo estaba el modo “View Mode” donde nos mostrabas escenas de inspiración con bastante calidad en sus texturas.

Las ventas no fueron acorde a la gran obra maestra incluso siendo el cuarto juego más vendido de Dreamcast. Los costes de producción fueron los más altos en su época y pese a sorprender a todo el planeta con su calidad gráfica e innovación sus ventas no consiguieron amortizar los mismos. Todavía muchos se acuerdan de una videoconsola con un potencial bestial como lo fue Sega Dreamcast y que no funciono por las perdidas que generaba a su fabricante. Aun así dejo un catalogo de juegos en tan solo dos años que quitaban el hipo.

Shenmue 1 y Shenmue 2 fueron lanzadas en un origen para Dreamcast. Tras muchos años pidiendo la secuela que no vio luz en ninguna plataforma, ahora lo hará por fin en las nuevas generaciones y se espera que Shenmue 3 este listo para 2019.

¿Y que pasa para los que nunca hayan jugado a las anteriores entregas de Shenmue? También están de enhorabuena por que el próximo 21 de agosto podrán adquirir la remasterización de Shenmue 1 y Shenmue 2 para su PlayStation 4 y Xbox One. La legendaria saga que definió otra forma de jugar está de vuelta. Que bueno que volviste Shenmue.

No te pierdas...

Deja un comentario