La archiconocida calle madrileña Gran Vía siempre da de que hablar, la calle que nunca duerme como la conoce mucha gente. Diseñada en sus inicios como el proyecto de descongestión del casco histórico de la ciudad, se convirtió en un escaparate de marcas empresariales, cines, teatros y muchos comercios emblemáticos difíciles del olvidar no solo para los ciudadanos españoles sino también para el resto del mundo.

 

Las notables esencias que tenia la Gran Vía madrileña eran muchos de sus elementos emblemáticos que admiraba el gentío al paso una calle espectacular. Pues bien al parecer, es posible que se recupere el templete de Antonio Palacios que había instalado en el metro Gran Vía hace ya 50 años en forma de replica. El templete estaba justo situado en el cruce de Gran Vía con la calle Montera y daba una elegancia sublime a una localización histórica en la ciudad de Madrid. ¿Volveremos a ver el templete?

No te pierdas...

Deja un comentario